KXvRAw7aYO1ZUAkftcK7.jpg

19 de octubre, día Internacional de la lucha contra el cáncer de mama.

Por: Patricia Garcés
2021-10-18 21:17:58
272

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En México es la mayor causa de muerte en mujeres mayores de 25 años, y una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Al margen de las estadísticas, creo que todas conocemos a una mujer que lo ha tenido o que lo tiene, y aquí es dónde me la paso dándole vueltas al asunto: ¿qué estamos pasando por alto? ¿qué medidas no estamos tomando para prevenir esta enfermedad?

  Se habla mucho de auto explorarnos, de hacernos mastografías anuales a partir de que cumplimos 40, pero al final de cuentas estas solo son medidas de detección temprana, ¿dónde estamos dejando la prevención? Así que me di a la tarea de investigar que podemos hacer las mujeres para favorecer un tejido mamario sano y estas son algunas de las sugerencias que la Dra. Christiane Northrup en su libro “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” nos comparte:

  • Mantener óptimo el nivel de progesterona: podemos revisar nuestros niveles hormonales y de ahí dar los pasos adecuados para restablecer un balance.
  • Limitar el consumo de grasas de origen animal: estas grasas podrían estimular a las bacterias del colon a sintetizar estrógeno a partir del colesterol de los alimentos, contribuyendo posiblemente así a un hiperestrogenismo en el cuerpo.
  • Mantener una sana composición del cuerpo: Buscando lograr un porcentaje de grasa corporal de 26 o menos. Mayor cantidad de grasa crea una fábrica de estrógeno en el cuerpo.
  • Consumir suficiente fibra: El hiperestrogenismo se puede regular con una dieta rica en fibras y pobre en grasas, porque la fibra aumenta la excreción fetal del estrógeno.
  • Consumir suficientes fitoestrógenos de origen orgánico: Soya, linaza.
  • Consumir suficientes lignanos: Las semillas de linaza son el alimento que los tiene en mayor concentración, también se pude recurrir a suplementos en forma de capsulas.
  • Comer verduras: Un compuesto en ellas tiene la capacidad de cambiar el modo de metabolizar el estrógeno en nuestro cuerpo.
  • Tomar Suplementos: Entre los sugeridos se encuentran el selenio, bioflavonoides, lactobacillus acidophilus, vitamina A, vitamina D y COQ10.
  • Disminuir el consumo del alcohol: Este punto me da justo en el corazón, pero también me recuerda que las mujeres solemos medicar nuestras emociones con las bebidas alcohólicas, así que ojo con esto porque el alcohol aumenta los niveles de hormonas en la sangre.
  • Hacer ejercicio periódicamente: Un estudio realizado en Noruega comprobó que 4 horas de ejercicio a la semana reduce en un 37% el riesgo de cáncer de mama.
  • Dormir, dormir mucho: Se recomienda dormir mínimo 9 horas o más, procurando que la habitación este oscura para facilitar la producción de melatonina, ya que un nivel insuficiente de la misma favorece la formación de tumores en las mamas.
  • Desahogarse: Este punto me parece muy importante, se recomienda que las mujeres seamos capaces de reconocer nuestras emociones, buscar ayuda y apoyo. Literalmente sacar todo lo que traemos del pecho.
  • Decidir tener más placer y cariño sustentador: Recomendación inesperada ¿cierto? Pero es conveniente recordar que los pechos están creados para el sustento y el placer y eso es lo que los mantiene sanos. Procuremos usar nuestro poder para tener estas dos cosas en nuestra vida.

  Y aquí me quiero detener un poco, porque me llama muchísimo la atención que cada octubre en medio de campañas intensas para la “prevención” del cáncer de mama jamás se toque el tema de la lactancia, cuando hay evidencia científica que nos dice que amamantar a nuestras crías por mayores períodos de tiempo podría reducir la incidencia del cáncer de mama hasta en 50% y esta omisión me hace enojar muchísimo porque como siempre señoras, el sistema nos está fallando. Vivimos en un país en dónde dar el pecho a nuestras crías es un camino empedrado y cuesta arriba, dónde si trabajas fuera de casa es super difícil mantener la lactancia, dónde no hay apoyos, dónde estamos llenas de mitos en torno al tema y las personas que nos rodean la mayoría de las veces en lugar de ayudar son un obstáculo para ejercer la lactancia como se nos plazca.

 En fin, parte de nuestra tarea como mujeres es aprender, momento a momento, a respetarnos a nosotras mismas y a nuestro cuerpo. Cuando valoramos y apreciamos nuestros pechos como fuentes de sustento para las y los bebes y fuentes de placer para nosotras, comenzamos a sentirnos mejor.

  Una de mis grandes amigas esta pasando por la experiencia de tener cáncer de mama y le pregunte si con motivo de este artículo, deseaba compartir algo con nosotras, ella me respondió lo siguiente: “Chéquense y no tengan miedo de tomar los tratamientos recomendados por el personal de salud, no tarden y háganlo de inmediato pues eso hace una gran diferencia”.

  Por último, cuando te palpes tus pechos cada mes, hazlo con respeto y cariño. Recuerda que los pensamientos y sentimientos tienen efectos físicos. Ábrete para recibir ayuda, sustento y compasión de ti misma y de los demás. Cuando te ocurra algo que te cause pena, resentimiento o dolor, date permiso para quitarte del pecho esos sentimientos sintiendo plenamente tus emociones, desahogándote totalmente, “desembuchándolas” y después dejándolas marchar de modo que el pecho quede libre para “apechugar” con lo que sigue.

 

Fuentes: Dra. Christiane Northrup. (2006). "Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer". España: Random House.

                Leticia Molina García, Miguel Hidalgo Ruiz, Ma Dolores Miranda Moreno. (2017). "La lactancia materna como factor protector del cáncer de mama: una revisión bibliográfica". 18 de octubre del 2021, de Revista Matronas Sitio web: https://www.enfermeria21.com/revistas/matronas/articulo/110/la-lactancia-materna-como-factor-protector-del-cancer-de-mama-una-revision-bibliografica/


FO2P5zN3Bz7GXXYbb2BD.jpg

Patricia Garcés

Reynosense. Licenciada en comercio internacional. Educadora sexual, Educadora y Consejera en Lactancia y Educadora en Salud Materna. Madre. #HomeSchoolMom. Sí, soy una de "esas feministas". Molestando a la humanidad desde 1976. Me gustan los perros. Nueva Karen por culpa de Ginger.

Correo electrónico: pat1228g@gmail.com

Tumblr: https://www.tumblr.com/blog/pat1228

Twitter: https://twitter.com/Pat1228