AWvr3oSjtN0DAzdnk8lq.png

Covid-19 dificulta pago de renta e hipoteca en CDMX e impacta en movilidad

Por: Administración
2022-01-22 00:31:02
221

EL ECONOMISTA. La emergencia sanitaria actual del coronavirus (covid-19) ha provocado que los habitantes en la Ciudad de México (CDMX) presenten dificultades para pagar la renta de su vivienda o, en su caso, cumplir con los pagos de su hipoteca, de acuerdo con un estudio del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y la Oficina para América Latina de la Coalición para el Hábitat.

Según un sondeo sobre la situación de las personas que residían en viviendas rentadas, hipotecadas o prestadas en la CDMX, la emergencia del covid-19 también impactó en la movilidad dentro de la ciudad, pues muchas personas tuvieron que mudarse ya sea dentro de la misma entidad o tuvieron que irse fuera de ella.

Dentro de los resultados del estudio, se encuentra que 55% de las personas entrevistadas ha enfrentado dificultades para el pago de la renta o hipoteca de su vivienda, esto, según el análisis, debido a la pérdida de empleo, disminución de ingresos, problemas de salud o por el deceso de algún familiar por complicaciones del covid-19.

El informe apunta que el tema de la emergencia sanitaria también tuvo un impacto en las condiciones para rentar o alquilar un inmueble, al incrementarse la informalidad. “Si bien en 2020, 66% de las personas que contestaron el sondeo contaban con un contrato escrito, este porcentaje se redujo a 46% en el 2021. Además, 15% de las personas fueron desalojadas, principalmente por parte de las personas propietarias de sus antiguas moradas, en algunos casos de manera violenta sin tener alguna otra alternativa de vivienda a la cual acudir”.

Asimismo, el estudio destaca que 32% de las personas encuestadas tuvo que mudarse ante las complicaciones que representó la emergencia sanitaria y de este porcentaje, 18% lo hizo dentro de la CDMX y 14% se fue hacia el Estado de México u otra entidad. 

El estudio enfatiza que la pandemia del covid-19 ha influido en el deterioro de las soluciones habitacionales, con el empeoramiento en las condiciones de vida de los habitantes de la CDMX, pues antes de marzo del 2020, prácticamente en todas las viviendas se contaba con espacios destinados para cocina, baño y dormitorio y ocho de cada 10 viviendas, disponían de sala y comedor.

Sin embargo, con el paso de los meses y el avance de la pandemia, se detectaron menos viviendas con espacios para cocina, comedor y dormitorio. “También se redujeron el servicio de Internet, recolección de basura y alumbrado público”.

Tanto para los autores del análisis como los participantes de dicho sondeo, es necesario que dichos resultados generen discusión sobre las políticas públicas que deben regir el tema de habitabilidad en la CDMX, especialmente en temas como:

  • Que el régimen inquilinario ocupe un lugar central en las políticas de atención y en la reconstrucción post covid-19.
  •  Se legisle en materia inquilinaria desde una perspectiva de derechos humanos, equilibrando la relación entre personas propietarias e inquilinas.
  •  Que el Estado regule los precios de renta de acuerdo con los salarios percibidos por los habitantes de la ciudad, ofrezca apoyos específicos para las personas arrendatarias en dificultad y amplíe las opciones para acceder a una vivienda ofreciendo alternativas expeditas a grupos vulnerables que sean desalojados.