atbRH26QdZNBliuEzYKK.jpg

Estados Unidos sanciona a compañía petrolera de Cuba por sus vínculos con Maduro

Por: Administración
2019-07-03 19:07:15
165

El gobierno de Estados Unidos sancionó a la principal compañía importadora de petróleo de Cuba, en otro intento de presionar al gobierno de la isla por su apoyo al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

El Departamento del Tesoro incluyó este miércoles a la empresa estatal Cubametales en la lista de personas y entidades bloqueadas. Cubametales es la principal empresa importadora y exportadora de metales y combustibles de la isla.

La medida tiene como objetivo dificultar la entrega de petróleo venezolano a precios subsidiados a La Habana, gracias a un acuerdo aún vigente logrado por los ex presidentes, ya fallecidos, Hugo Chávez y Fidel Castro a inicios de los 2000.

Estados Unidos ya sancionó a la estatal venezolana PDVSA así como a varias empresas y barcos que han participado en los envíos. Aún así, y pese a la caída severa en la producción de petróleo, Maduro ha continuado enviando petróleo a la isla, cuyo gobierno es su principal aliado en la región.

El gobierno estadounidense no reconoce a Maduro como presidente legítimo de Venezuela, sino a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional. El presidente Donald Trump y otros funcionarios han culpado repetidamente al gobierno cubano por seguir apoyando a Maduro, con servicios de seguridad y contrainteligencia.

El Departamento del Tesoro utilizó la autoridad otorgada por el programa de sanciones contra el gobierno de Venezuela para incluir a la empresa cubana en la lista, en otro gesto más para vincular a los dos gobiernos.

“Maduro se aferra a Cuba para mantenerse en el poder, comprando a operativos militares y de inteligencia a cambio de petróleo”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado. “Las sanciones del Tesoro a Cubametales interrumpirán los intentos de Maduro de usar el petróleo de Venezuela como una herramienta de negociación para ayudar a sus partidarios a comprar protección de Cuba y otros actores extranjeros malignos”.

Fuente: Nora Gámez Torres y Antonio María Delgado / El Nuevo Herald