3N6aTiygsZdJicY39kcx.jpeg

Yo di instrucción de dar asilo a Evo; entiendo la oposición, es parte de la democracia: AMLO

Por: Administración
2019-11-12 20:37:33
104

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que él fue quien dio la orden dar asilo a Evo Morales.

“No nos estamos peleando con nadie”, dijo al justificar que se actúa con apego a la Constitución como un país libre y soberano.

En su tradicional conferencia matutina señaló que entiende que exista oposición de algunos conservadores, pero consideró que es parte de la democracia y el derecho a disentir.

“Me siento muy orgulloso de encabezar un gobierno que garantiza el derecho de asilo”, dijo el presidente López Obrador tras hacer un reconocimiento al canciller Marcelo Ebrard y a las fuerzas armadas porque llevaron a cabo una acción conjunta en el traslado de Evo Morales al suelo mexicano.

“No vamos a esconder nada yo di la instrucción de dar asilo”, subrayó López Obrador luego de que Marcelo Ebrard explicó las dificultades de traer a Evo Morales a México.

Por su parte el canciller Marcelo Ebrard aseguró que fue la mejor decisión del gobierno mexicano ofrecer asilo al presidente boliviano porque estaba en riesgo su vida.

Precisó que fue el gobierno de México quien tomó la decisión de ofrecer asilo al mandatario boliviano y que dará las garantías para su seguridad en suelo nacional.

Aclaró que no prevé problemas con Estados Unidos, país que considera que no hubo golpe de Estado en Bolivia, y también descartó problemas en la negociación del acuerdo de libre comercio.

Por más de una hora el secretario de relaciones exteriores explicó el periplo de sacar a Evo Morales de Bolivia ya que la aeronave mexicana tuvo que pasar por el espacio aéreo de varios países.

Adelantó que se espera la llegada de Evo Morales a suelo nacional después de las 11:30 de la mañana y que él lo recibirá.

Ebrard defendió la decisión del gobierno mexicano de dar asilo a Evo Morales y aseguró que la historia reconocerá la decisión de México.

Insistió que para el gobierno mexicano Evo Morales es el presidente de Bolivia porque fue electo para gobernar hasta el 2020.

Ante la llegada del mandatario boliviano aclaró que la única obligación que tendrá es respetar la Constitución y las leyes mexicanas.

Precisó que por razones de seguridad no se dará a conocer el lugar donde se quedará el mandatario boliviano.

En cuanto a la situación que se vive en aquel país, dijo que la propuesta de México es una salida pacífica en Bolivia. A nivel regional, dijo, se pretende construir una base de entendimiento político para resolver las diferencias y que sea una región democrática y pacífica.

Precisó que la vida de Evo Morales no corrió peligro durante el traslado, pero la situación hubiera sido distinta sino hubiese sido sacado a tiempo de Bolivia.

Con EU: respeto, no sumisión

A pregunta expresa aclaró que la relación con Estados Unidos es una de las mejores porque hay un respeto mutuo y un reconocimiento al gobierno de México. Eso, destacó, evita que sea de sumisión.

Indicó que no espera del gobierno de Estados Unidos ningún reclamo de la decisión de México de dar asilo a Evo Morales, a pesar de qué hay diferencias en los puntos de vista entre los gobiernos de los dos países.

“Por fortuna tenemos una relación respetuosa con Estados Unidos, hay diferencias de enfoque, pero no hay tensión sino entendimiento entre ambos países”, aclaró.

Rechazó que este tema pueda ocasionar algún problema en la aprobación del acuerdo comercial con Estados Unidos y subrayó que son cosas distintas porque dar asilo es una decisión de política interna de México.

Ebrard recordó que México ha recibido otros personajes importantes que se les ha dado asilo y de acuerdo con la Constitución permite garantizar su seguridad e integridad.

Aclaró que el asilo no se puede revocar a un presidente en funciones como Evo Morales.

El canciller insistió en que lo ocurrido en Bolivia el fin de semana pasado fue un golpe de Estado, porque la renuncia de Evo Morales fue por la presión de los militares.

En cuanto a la posición de quienes están en contra, dijo que siempre ha habido oposición, pero hay que valorar la vida humana. Recordó los distintos momentos en que México ha dado asilo y no es un desdoro sino un orgullo.

En cuanto a la petición de asilo boliviano indicó que ha aumentado el número de solicitudes de algunos integrantes de la embajada en México y otros que se encuentran en Bolivia.

Aclaró que será Evo Morales quien indique si su familia también solicitará asilo y refirió que no ha habido comunicación entre López Obrador y Evo Morales.

En cuanto a la reunión de la OEA insistió que este organismo debe jugar un papel diferente para resolver la situación en Bolivia y no guardar silencio.

“Que se respete el orden constitucional en Bolivia y se resuelva pacíficamente la situación, es lo que pediremos”, dijo el canciller.

Confío que no se repita con Bolivia lo que ocurrió en Chile en 1973 con el golpe de estado que derivó en la muerte de Salvador Allende.

Fuente: José Gil Olmos / Proceso