U81pxgYYoVplzhRRPjHS.jpg

La Caravana y la Carabina de Ambrosio

Por: Miguel Perez
2018-10-22 19:56:39
449

Mis queridos entomafóbicos ¡Hay tanto que platicar hoy, que no sé por donde empezar! No sé si empezar con la comparecencia que terminó en rechifla para Chayito con los dipu-tables ¡una telenovela! Hasta sacó la carta de la violencia política de género, a lo que la diputada Martha Tagle le respondió ¡No te equivoques, Rosario! Porque ser mujer no te exime de responsabilidad. Aunque de momento está a salvo la secretaria Robles, porque la ASF ya dijo que, a ella, no se le investigará por la “estafa maestra” ¡Ay, Chayito! ¡A que santo le rezas!

Inédito: el gabinete completo, encabezado por mi lord, Peña Nieto chiquito bebé, ya se está amparando contra toda acción que venga del gobierno Chihuahua (del gobernador Corral, pues) por los desvíos de recursos del estado a la campaña electoral de este año por parte del anterior gobierno priísta ¿será que salgan con la suya los secuaces del aún presidente?

¿Cómo vamos de austeridad en la transformación de cuarta? De pronto los diputados ni se bajan el sueldo, ni se quedan sin apoyos de gasolina y sí tendrán un bono (mínimo) de 87 mil míseros pesitos para este fin de año ¿a ustedes como les va a ir con su aguinaldo, por cuanto superaran a sus diputados? Por cierto, la bancada de Morena ya reculó con los costos de la consulta del nuevo aeropuerto que, ya viene a la vuelta de la esquina, y dijeron que no, que ellos no pagan por la consulta, que la pague quien la allá pedido ¿no que cerraban filas con su líder espiritual?

En fin, que vivir en este país es tan divertido como “La Carabina de Ambrosio”.

Chilanguitos de mi corazón ¿ya están apartando cubetas de agua? Recuerden que el 31 de octubre inicia el mega corte del servicio por los trabajos de mantenimiento, y aunque ya no serán 5 días como se esperaban, sino tres, no está de más que tomen sus provisiones. Y si en estos días van a La Condesa a andar faroleando como les gusta, por favor váyanse bien perfumaditos.

Mis fieles tres lectores, voy a pararle un poco al chacoteo. No sé ustedes, pero a mí la caravana migrante me tiene con las emociones y los sentimientos encontrados, perdonen si en las siguientes líneas personalizo mis comentarios, pero estas son ideas que me han rondado la mente desde el pasado viernes y no puedo ser objetivo.

No he querido comentar nada de la caravana migrante. El tema me supera. Mucho.

¿Se supone que van de paso, que buscan el derecho de tránsito para llegar libres y seguros a los Estados Unidos? ¿Cierto? Entonces ¿cuál es el temor a que ingresen al país? ¿Por qué el gobierno le hace el trabajo sucio a la agenda estadounidense?

¿Por qué le tenemos miedo (sí, hablo en plural) al inmigrante? No quisiera vernos en una situación tan desesperada (masiva), ni tampoco que olvidemos la oleada de mexicanos que se han ido de forma ilegal al EEUU porque no han encontrado oportunidades reales aquí.

Tampoco olvidemos que México también ha sufrido desplazamiento interno por la violencia.

Tampoco olvidemos que muchos hemos encontrado oportunidades laborales y de desarrollo sólo saliendo de nuestro lugar de origen.

Todos hemos sido migrantes de alguna manera.

Soy bisnieto de un inmigrante sirio y también me genera conflicto la oleada masiva de migrantes, también me divide el pensamiento y los sentimientos lo que he leído. Yo tampoco quiero que entren al país personas de manera desordenada e ilegal, es un temor valido, creo, Sin embargo hay una urgencia, una realidad que nos llama a ver más hacia el lado humanitario que hacia las normas y formalidades de migración.

Hay una parte de mí que piensa que "no hay cama pa'tanta gente", y lo siento mis AMLOvers de hueso colorado, declarar que se dará trabajo a los migrantes que lo soliciten es meramente demagogia y hambre de reflectores... También hay una parte de mí que cree que hay que dejarlos pasar, que sigan, que avancen y que sean las garitas y sus vallas y los muros del vecino del norte los que se interpongan en los sueños de ellos, que no son tan diferentes a los nuestros, qué esa desilusión no quede en nuestra conciencia.

Tendamos la mano, demos un taco, regalemos una botella de agua. No seamos obstáculo. No seamos indolentes, no mostremos a nuestro Trump interno. Pues en el caso de los hondureños que esperan poder cruzar van con la intención de enfrentar las garras de energúmeno anaranjado que gobierna la nación más poderosa del planeta.

No seamos cómplices de la xenofobia, no nos queda ser racista con quienes tenemos más en común que con nuestros socios norteamericanos.

El tema da para mucho mis entomafóbicos, pero el espacio ya se me está acabando, me disculpan si dejé algo en el tintero, hasta la próxima.


BzWTE2RVUjwpZlXfzXZP.JPG

Miguel Perez

Si tienen comentarios y sugerencias para esta columna, pueden dirigirlos a mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MikeEnElDivan/

Twitter: https://twitter.com/MikeEnElDivan

Correo electrónico: mperez_hernandez@yahoo.com.mx