v6o9wZMsY9piOlFEFrmo.jpg

La vacuna y año que viene

Por: Miguel Perez
2020-12-30 23:43:44
540

Mis queridos entomafóbicos ¿ya están listos para recibir el 2021? Este año ha sido un camino de aprendizaje muy duro para todos: algunos habremos perdido algún ser querido a consecuencia de la pandemia, muchos otros habremos conocido a alguien que atravesó por una situación penosa al respecto. Otros habrán perdido su trabajo y muchos, MUCHOS, habremos visto muy mermados nuestros ingresos. Hubo gente consciente y solidaria, muchos revaloramos a los médicos que nos han atendido. Otros nos reencontramos con actividades que habíamos dejadas olvidadas y pudios llevarlo mejor. Y muchos más que simplemente no pueden pagar porque dependen del trabajo diario, de la venta, de prestar servicios, de ir al campo para sacar el día.

A todos les quiero enviar un abrazo por este medio con el más sincero deseo que el año entrante nos vaya mejor.

Digo, también hubo muchos por ahí que les valió un soberano cacahuate la pandemia y se la vivieron en la fiesta y viajando, yo no soy quién para juzgar, pero como dice la canción: ya la pagarás con dios.

Entremos en materia: Una luz de esperanza dice el Dr Gatell que es lo que nos brinda la llegada de la vacuna (y sí señor, lo es, porque si seguimos atenidos a sus dichos y desdichos, pues ni esperanzas).

Mucho revuelo causo la llegada de las primeras (5300) dosis… Ahí estuvieron para el arribo Marcelito, el Dr Alcolcer, Zoé “negocios con el IMSS” Robledo, el señor de Hacienda y el Dr Gatell, se tomaron la foto y hablaron bien bonito, deveras… Mucho jubilo y festejo por ¿hacer su trabajo? El descaro, que se presenten así cuando el manejo de la pandemia se les escapó de las manos… y no, mis fieles tres lectores, no quieran sacar el argumento de la irresponsabilidad de la población para justificar la ineptitud de la autoridad sanitaria, porque sí, en los terribles números de mortandad y contagios TODOS somos responsables: población y gobierno.

Y no, no me mal interpreten, me alegra que la vacuna esté llegando y que esté disponible en el sector público y que pueda llegar a toda la población. Aunque a ojo de buen cubero, si van a estar llegando al ritmo esperado, tardaremos un año en lograr la cobertura del total de la población, o sea que, de entrada, todavía vamos a andar con cubrebocas un ratote (y no, no es queja, hay que usarlo).

No es deseable que le salga mal la estrategia de vacunación a la Simulación de Cuarta, en verdad hay que esperar que lo hagan bien, pero esto no significa que tengamos que unirnos a la horda de aplaudidores y dejar de señalar los errores, las corruptelas y las trácalas que siguen saliendo en el circulo cercano del presidente. Hay que tener los ojos bien abiertos porque viene año electoral y la tentación de usar la vacuna como caballito de campaña está ahí y como sociedad dejar que pase significaría que no hemos aprendido nada.

Y ojalá nos caiga el veinte a todos, sociedad y gobierno, simpatizantes y opositores que estamos atravesando la peor emergencia sanitaria de la que tenemos memoria, ni el gobierno, ni el sector salud, ni el ejercito podrán solos, requerirá el apoyo de la iniciativa privada para agilizar y lograr la meta… y esta tendrá que aprender a dejar de lado las diferencias por el beneficio conjunto. Lo que me pregunto ¿entenderán esto el tlatoani y los que mueven el dinero? Veremos.

Nos leemos en 2021


BzWTE2RVUjwpZlXfzXZP.JPG

Miguel Perez

Si tienen comentarios y sugerencias para esta columna, pueden dirigirlos a mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MikeEnElDivan/

Twitter: https://twitter.com/MikeEnElDivan

Correo electrónico: mperez_hernandez@yahoo.com.mx